Las soluciones caseras nunca mueren

Desde la entrada del mundo de los drones a nuestras vidas, hemos visto como de forma casi simultánea compañías colindantes han ido cubriendo el vacío que dejaban los fabricantes, aportando esos accesorios tan necesarios que los usuarios hemos notado que hacen falta a nuestros productos.

Cubre-hélices, tapas de objetivo para la cámara del drone, alzas para el tren de aterrizaje, maletas, mochilas, etc… son solo alguno de los ejemplos de la variedad de productos que compañías terciarias han notado que los usuarios demandamos para nuestro día a día, y que cubren este hueco mediante fabricación y venta de los mismos.

En esta labor las impresoras 3d han jugado un papel muy importante, ya que incluso el mismo usuario que tiene una impresora, es capaz de diseñar y elaborar una pieza a medida acorde a sus necesidades, pero sigue existiendo una baza que a mi, en particular, me sigue gustando: La creatividad de encontrar soluciones en nuestros objetos cotidianos.

Navegando por la red, me topé con esta solución casera al ya conocido temor que tienen los dueños de drones como el Spark o el Mavic, a que se vea dañada la cámara en los despegues y aterrizajes debido a la escasa distancia que existe entre el suelo y el gimbal.

 

Ante este problema, marcas como Freewell han diseñado patas o alzas que dan esa elevación extra a nuestro drone respecto al suelo, a través de materiales plásticos diseñados a medida, o diferentes modelos 3d que podemos descargar e imprimir en nuestras impresoras 3d en casa.

Me pareció muy interesante que no hayamos reparado antes en algo tan sencillo y cotidiano como es una pinza de la ropa, algo que tenemos en casa y se le da un uso diario, quizá debido al tener actualmente otras opciones en el mercado diseñadas específicamente para un uso en concreto, o disponer de impresoras 3D,  que nos puede dar una solución rápida, económica e igual de funcional.

También podría interesarte  Circuito indoor casero para drones DIY

Me recordó a cuando empecé en el mundo de Youtube e hice mi primer video, algo que guardo con cariño, el como al recibir mi Phantom3Pro, “Roger”, se me quedó un sabor agridulce al ver que la lente de la cámara venía desprotegida, y tras dar muchas vueltas, mirar por internet soluciones, un día me di cuenta que con una simple tapa de desodorante que tenía en casa, me cubría perfectamente esa necesidad.

Me da mucha alegría descubrir que hay gente que sigue “dándole al coco” y busca en su día a día soluciones, ya sea por razones económicas, prácticas o simplemente creativas, pero ver este tipo de ideas, personalmente me parecen geniales. Viva el DIY! ☺

Comparte éste artículo:

Written by: DGDRONE

No comments yet.

Leave Your Reply

DGDRONEWEB

Multiplataforma audiovisual enfocada al mundo de los drones, dando principalmente un soporte informativo y divulgativo mediante entrevistas, coberturas mediáticas, unboxings, reviews, videoblogs, trucos, consejos, actualidad, reportajes, documentales...

Piloto de Drones y Operadora especializado en Filmación y Fotografía Aérea, Fotogrametría y trabajos de Ingeniería Civil. Formador Y Representante de Pilotos.

Tweets

RT @icarusrpa: Hemos agregado una nueva sección con acceso a las legislaciones vigentes en #España y #Portugal Además d acceso dct al indic…
Nuevo curso de Filmación Cinematográfica con Drones! En esta ocasión la realizamos en @euroflytec ! Os dejo la info! https://t.co/qsU1tNVwJF
¿Es mejor el Osmo o el Osmo Mobile? https://t.co/aoYrCMvX2p

¡Suscríbete a nuestras redes!